Regulación i Reparación de pianos.

Regulación de pianos.

El piano es un instrumento estructuralmente complejo.  Su sonoridad fluye a partir de la ejecución de un mecanismo interno donde intervienen ejes móviles, muelles i fieltros que accionan los martillos que producen la sonoridad al impactar con las cuerdas sometidas a gran tensión.

Con el uso, todos estos mecanismos y ejes van perdiendo paulatinamente su punto máximo de precisión.

En pianos de uso regular es aconsejable hacer una regulación de estos componentes cada cinco años aproximadamente.

La tarea de regulación consta entre otros de:

  • Lubricación de ejes.
  • Equilibrado de teclado.
  • Lijado de martillos.
  • Limpiez interna.

Con la regulación se pueden mejorar muchos aspectos del tacto y sonido del piano, como:

  • La pulsación.
  • Velocidad de repetición.
  • Transmisión de energía.
  • Agilidad del teclado.

Reparación de Pianos.

Gran parte de los componentes del piano están fabricados con madera y fieltro. A raíz del uso, cambios de temperatura i humedad estos materiales pueden estar sometido a pequeños cambios por dilatación y contracción. Estos desajustes pueden dar lugar a pequeñas averías que hacen que el recorrido del martillo, tacto del teclado o la precisión de la sonoridad no sea la adecuada.

A Quatre40 damos servicio de reparación en situaciones com la de martillos que no retornan bien o que repican, teclas que quedan hundidas o cuerdas que no aguantan la tensión.